Djehuty, el hallazgo en directo de la tumba del ministro de finanzas del faráon Tutmosis III

La arqueología es cuestión de tener paciencia, mucha en ocasiones. Como cuando Mortimer Wheeler encontró el primer año de su excavación en Ur el cementerio real y no lo excavó hasta años después, cuando sus obreros se habían fogueado con sucesivas campañas y poseían la técnica necesaria como para no perder ni un ápice de información. Claro, que también es cuestión de tener ese poquito de suerte que siempre es necesaria para acompañar una buena investigación previa.

Eso es exactamente lo que ha sucedido este año en el Proyecto Djehuty. Allá por el lejano 2007, la remoción de una gran piedra en un camino sacó a la luz un conducto abovedado que presagiaba un gran descubrimiento. En ese momento su excavación no tenía razón de ser. Los objetivos del Proyecto y de esa campaña eran otros, de modo que se documentó el hallazgo, se tomaron notas y fotografías, se realizaron croquis y dibujos. Eso, lo que quiera que fuese, tendría que esperar su momento. Era una más de las incógnitas de la necrópolis que esperaría paciente su turno de ser investigada... hasta la campaña de este año 2015, que tuvo lugar en enero-febrero.

Se documentó el hallazgo, se tomaron notas y fotografías, se realizaron croquis y dibujos

La fortuna de la que hablábamos al principio no se refería a la excavación en sí, sino al hecho de que justo este año se había incorporado al equipo un camarógrafo de renombre, Javier Trueba, para realizar un documental codirigido junto con el fotógrafo del Proyecto, José Latova. De modo que es de las pocas veces que en un documental de arqueología se puede ver cómo tuvo lugar de verdad un hallazgo relevante.

Y en efecto, tiene su importancia, aunque en realidad habría que hablar mejor de redescubrimiento, porque cuando se terminó de excavar se comprobó que la tumba ya había sido visitada por Jean-François Champollion (sí, el de los jeroglíficos) y su compañero de viaje de la Expedición Franco-Toscana, Hippolito Rosellini nada menos que en 1829. Después su emplazamiento se perdió hasta hoy. No hay duda de quién era su dueño, pues en varios de los adobes se puede leer perfectamente el sello con su nombre.

Excavación entre cámaras

Se trata nada menos que de la tumba de Djehuty-nefer, ministro de finanzas de Tutmosis III y sucesor en el cargo de Djehuty, dueño de la tumba TT11 y objeto principal y primero del Proyecto. Su fachada de adobe, decorada a base de entrantes y salientes (lo que se conoce como «fachada de palacio») ha aparecido en excelentes condiciones y se ha despejado el patio que la precede y donde nace el misterioso corredor abovedado descubierto hace ocho años. El acceso al interior de la tumba, sigue obturado, objeto de nuevo de la paciencia del científico hasta el año que viene, cuando se penetre en ella y se pueda comprobar hasta qué punto fue saqueada y en qué época. Si fue en época antigua es más que posible que queden bastantes restos del ajuar original, si se trata de un saqueo moderno, quizá no haya mucho más que unas briznas.

Todo lo cual sucedió mientras un equipo lo grababa todo... y otras cosas que andaban sucediendo en el ajetreado yacimiento. Entre ella la excavación de un par de tumbas anónimas, en una de las cuales aparecieron un par de arcos de 1,70 de largo en perfecto estado y con sus cuerdas, acompañados por un conjunto de 20 flechas con sus puntas de sílex y una jarrita de alabastro envuelta en tela. Sin contar las numerosas inscripciones demóticas del siglo II d. C. que continuaban apareciendo en el pasillo de la tumba de Djehuty, cuya limpieza y restauración está ya muy avanzada.

Momias y jeroglíficos

Como dice Javier Trueba, uno de sus directores: «Fue un gran acierto y mucha suerte poder rodar en directo hallazgos tan importantes. Esto nos ha permitido hacer algo completamente distinto y se nota: la magia y la fuerza del directo es muy superior a la de unos actores disfrazados. Los egipcios ya lo han demostrado; 4.000 años después nos siguen fascinando».

El resultado de la dirección conjunta de Trueba y José Latova se titula En busca de Djehuty: entre momias, tumbas y jeroglíficos y es un magnífico documental estrenado a sala llena el día 21 de mayo en la sede central del CSIC. A no mucho tardar se podrá ver en Televisión Española, que junto a la Fundación Española para la Ciencia y Tecnología y Unión Fenosa Gas han sido las productoras de este proyecto. Utilizando a Djehuty -ministro de la reina Hatshepsut- como hilo conductor, son 55 fascinantes minutos que recogen los hallazgos de esta campaña y los pone en contexto con el resto de las 13 campañas. Sin duda los espectadores que puedan verlo se llevarán una muy agradable sorpresa cuando lo vean las pantallas de su televisor: un documental sobre Egipto que no recurre a los «misterios», sólo a la historia, para enganchar, informar y entretener a sus espectadores. Algunos canales especializados deberían aprender...

Por José Miguel Parra

www.elmundo.es

Visitas: 79

Destacamos

Historia y Arqueología TV


Descubre nuestro nuevo Canal de Televisión donde encontrarás toda la información sobre Prehistoria, Historia, Arte y Arqueología en www.dailymotion.com/historiayarqueologia.

Radio Historia y Arqueología

Descubre nuestra Emisora Oficial de Radio en http://historiayarqueologia.ivoox.com

Suscríbete a la REHA

Introduce tu Correo Electrónico y suscríbete a las Noticias de la Red Española de Historia y Arqueología:

Cortesía de FeedBurner

Apoya a la REHA

Apadrina a la Red Española de Historia y Arqueología
Apadrina a la REHA
Ayuda a la Red Española de Historia y Arqueología a través de Paypal.

Actividad de los Grupos de Formación, Oposiciones y Empleo

UNIVERSIDAD >  Ver todos

-------------------------------------------

OPOSICIONES >  Ver todos

-------------------------------------------

TABLÓN DE EMPLEO >  Ver todos

*** Accede a todo los Grupos

Nuestro Twitter Oficial

© 2017   Creado por Aníbal Clemente Cristóbal.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio