Por Francisco Fabián, arqueólogo territorial de la Junta de Castilla y León

Las manifestaciones de cultos antiguos que tiene como protagonista a una roca no son más abundantes en Ávila que en cualquier otra provincia. Ávila no sería en otro tiempo más santurrona que las demás, sería igual porque el ser humano en todas partes ha necesitado siempre crear o identificar lugares donde llevar a cabo lo cultos, con el deseo de tener sitios donde comunicarse con sus creencias. Para entendernos mejor: esos lugares son como desde hace 1400 años son nuestras iglesias cristianas, estas constituidas por un edificio bien levantado porque son más modernas. Mucho tiempo antes de eso, con menos protagonismo arquitectónico, fueron otros los lugares donde se practicaban los cultos cuando la religión cristiana no había aparecido todavía y las creencias eran otras. La antigüedad y si se quiere decir así: «el primitivismo» hace que las manifestaciones sean de una manera o de otra y siempre, cuanto más antiguas, más difíciles de reconocer.


En la prehistoria una roca que destacaba, un manantial, una montaña majestuosa que se alzaba más cerca del cielo o por la que salía el sol en un momento concreto del año, un bosque o un determinado paraje singular podía ser objeto de culto, puesto que en él se veía la huella de la divinidad y por tanto la posibilidad de comunicarse con ella desde ese sitio. Saber reconocer estos lugares es un reto difícil que tiene la investigación arqueológica, puesto que no siempre son evidentes. Pero la arqueología, como parte de la ciencia histórica que es, sólo puede identificar aquellos lugares donde observa pruebas de la acción humana, donde no las hay, no entra. Con suerte la arqueología identifica a veces estos santuarios antiguos implicando con ello un aporte de gran valor para saber detalles de las creencias del pasado, puesto que allí están las esencias de las inquietudes y preguntas de los grupos humanos sobre lo que no veían pero creían percibir o esperaban. Estos lugares a veces no tienen otra huella humana que no sean unos entalles en la roca para ascender a lo alto, como es el caso del Canto del Mortero, en Bonilla de la Sierra u otro inmediato al Castillo de Malqueospese.

Otras veces son auténticas escaleras talladas en la roca, con mejor tecnología y con una estética que por sí misma habla de un tiempo más reciente en torno al cambio de Era. El tallar entalles en la roca o ya propiamente escaleras, no es otra cosa que dignificar el sitio donde está el santuario, hacer alguna obra en él que lo distinga de las demás rocas del entorno. En la mayoría de los casos no se precisan escaleras ni entalles para subir a lo alto de la roca, pero se hacen para caracterizar el lugar, para que no se confunda con los demás, para la ceremonia. Los presbiterios de nuestras iglesias están más altos y se accede a ellos a través de escaleras como un gesto simbólico de acceso al lugar donde la conexión con la divinidad es más directa a través del oficio del sacerdote. Posiblemente unos ritos no son otra cosa que la evolución de otros anteriores. No hemos cambiado tanto. Lo que sucedió en estos santuarios no lo conocemos, tan sólo podemos intuirlo. Pero tenemos pistas para seguir investigando. La primera es la falta de operatividad en la vida diaria de estos sitios, lo cual inclina a pensar que obedecen a acciones distintas. La segunda es la ausencia de restos de habitación en la zona inmediata, lo cual indica una frecuentación esporádica. La tercera es la similitud de estos lugares con los que utilizan para sus ritos pueblos actuales todavía casi en la prehistoria. Y la cuarta pista serían algunos casos en los que se nos dice expresamente el tipo de ceremonias que se llevaban a cabo en uno de ellos, sirviéndonos así de prototipo.

En este sentido el caso más explicito es el santuario rupestre de Panoias, en Vila Real, una ciudad del centro de Portugal. (Se puede ver en Internet localizándolo a través de Google). Allí uno de estos santuarios pre romanos trascendió a la época romana, que fue cuando los lusitanos aprendieron a escribir, como nuestros vettones, sus vecinos y aliados. Sabiendo ya escribir, pero en latín, tallaron en la roca una inscripción donde se identificaba el sitio con sacrificios e incluso se daban detalles de cómo había que hacerlo. Ese santuario tiene los mismos componentes que algunos de los que ahora investigamos en Ávila, sólo le faltaría la inscripción, lo cual podría indicar que no llegaron a la romanización o que no pareció necesario escribir nada porque sabían bien lo que tenían que hacer allí. El de Ulaca es uno de estos. En él se ven muchos de los componentes que se dan en otros: un recinto tallado en la roca que circunda una roca y esa roca tallada con unas escaleras que ascienden a un lugar donde unas serie de oquedades se comunican entre sí, mostrando quizá que lo vertido en ellas fuera cayendo de unos a otros sucesivamente. Manuel Pérez, experto en astronomía y profesor de la Universidad de Salamanca ha hallado claras connotaciones de tipo astral en los detalles del santuario de Ulaca, lo cual implica un componente adicional a tener en cuenta. Es obvio que el hombre miraba al cielo con frecuencia en la antigüedad no solo buscando respuestas a sus preguntas sino también información operativa para saber como manejarse en la vida diaria. Sin escritura era preciso dejar marcas para saber reconocer en el cielo los ciclos que les interesaban y de paso honrar a quien tanto temían, al cielo que les enviaba la luz, el agua, la desgracia y la superioridad.


Hay lugares de estos por toda Europa, con tipologías diferentes, porque también responderán a ritos diferentes o distantes en el tiempo. Lo importante es localizarlos y estudiarlos bien, por eso la colaboración ciudadana es fundamental y la difusión que se dé de ellos también. En este sentido el Servicio Territorial de Cultura agradece y comprueba las informaciones que le llegan al respecto. Eso sucedió con el aviso dado el Diario de Ávila por un particular de Bonilla de la Sierra, identificándose no uno, sino dos de estos santuarios a escasa distancia el uno del otro. En ambos, como en otro de Hoyocasero del que ya se dio noticia, se tallan escaleras en la roca para ascender a lo alto de ella. En unos casos hay en ese punto una oquedad natural o artificial que lleva a pensar como hipótesis en sacrificios de animales e incluso humanos, una práctica por cierto muy usual en todas las culturas antiguas, incluso en civilizaciones muy adelantadas como la romana. Hay que recordar al respecto las noticias sobre la práctica de sacrificios humanos y de animales que el historiador greco-romano Estrabón atribuye a los lusitanos e incluso la noticia de Plutarco sobre la prohibición de seguir haciendo sacrificios humanos y de caballos con los que solían sellar pactos los habitantes de Bletisa (la actual Ledesma, en Salamanca) en el 96-94 a.C. Allí eran vettones como los de aquí.


No podemos asegurar por ahora nada que no pueda ser comprobado, pero en los dos nuevos de Bonilla todo parece indicar que lo que se llevara a cabo en la parte más alta de la roca debía caer resbalando, fuera el líquido que fuera. Nos faltan muchos detalles más por conocer, por eso seguiremos investigando en otros campos tales como la situación que presentan, su posible relación con los fenómenos del cielo e incluso a través de excavaciones. Todo ello tiene que desembocar en una ruta de lugares simbólicos de Ávila de forma que no solo los arqueólogos podamos disfrutar de estas cosas, sino toda la sociedad, a la vez que sea un factor más en nuestros empeños turísticos.

ARTÍCULO RELACIONADO

Una investigación de la Junta pone al descubierto altares rupestres en Ávila

El estudio, realizado durante tres años por el Servicio Territorial de Cultura, será publicado en el próximo número de la revista científica del Instituto Arqueológico Alemán
MEG/DICYT Un estudio realizado durante los últimos tres años por el Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León en Ávila, que será publicado en el próximo número de la revista Madrider Mitteilungen, órgano de difusión científica del Instituto Arqueológico Alemán en Madrid, revela la existencia de tres tipos de altares rupestres diseminados por la provincia abulense.

El arquitecto del Servicio Territorial de Cultura de la Junta de Castilla y León en Avila, Francisco Fabián, presentó hoy el resultado de la investigación, que tiene su base en la documentación de los testimonios hallados en los municipios de Bonilla de la Sierra, Villarejo del Valle, Ávila, El Raso, Sotalbo, Solosancho y Tejado de Béjar, en el límite de las provincias de Salamanca y Ávila.

Según explicó el arqueólogo, la primera variante es la de los santuarios rupestres en roca con entalles para el acceso, cuya cronología se sitúa entre el año 3.500 y el 1.000 antes de Cristo (desde finales del Neolítico hasta la Edad del Bronce). Aquí se encuentran altares como los de Bonilla de la Sierra (el más llamativo), Sotalvo o el castro de Ulaca, pero no el conocido altar de los sacrificios, sino otro anterior a la ocupación de este lugar, cuya tipología común “es la de una roca simbólica con impacto visual que tiene entalles para acceder a la parte superior donde hay una cazoleta con canales naturales o transformados”, apuntó.

Otro tipo son las cazoletas asociadas a rocas especiales, como las ubicadas en Villarejo del Valle. Se trata de una roca con una plataforma que presenta pequeñas oquedades y una peña caballera transformada. Francisco Fabián anunció que en los próximos días iniciarán una investigación junto a un astrónomo de la Universidad Politécnica para “saber si se trata de un observatorio astronómico utilizado para determinar los cambios del ciclo del sol y la luna”.

El tercer tipo es una roca con una pileta excavada y una plataforma sobre ella, que podría datarse entre la Edad del Bronce y la del Hierro, y que cuenta con ejemplos en la provincia como los de Bonilla de la Sierra, el castro del Raso o el Cerro de la Cabeza, en las proximidades de Ávila.

Se trata de lugares donde se llevaban a cabo cultos y ceremonias ligadas a las creencias de miles de años atrás, así que el objetivo del estudio ha sido incorporar datos para conocer e interpretar un tiempo en el que se construían las interpretaciones de lo intangible de acuerdo con la información de la que disponía.

El arqueólogo explicó que la publicación del estudio en la revista del Instituto Arqueológico Alemán en Madrid permitirá que estos hallazgos de la provincia de Ávila se conozcan en toda Europa y en las universidades de Estados Unidos, además de que puede servir para avanzar en el estudio de otras rocas similares existentes en la Península Ibérica. Esta investigación permitirá la difusión de Ávila en el mundo científico, la aportación a la ciencia de datos para la interpretación cada vez más avanzada del pasado y la suma de nuevos e interesantes aspectos a la oferta cultural de esta provincia con el posible desarrollo de un proyecto económico y cultural.

Vía: www.diariodeavila.es

VIDEO RELACIONADO

UN EJEMPLO: ALTAR RUPESTRE DE SANTIUSTE (BURGOS)

Visitas: 3219

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de HISTORIA Y ARQUEOLOGIA para añadir comentarios!

Participar en HISTORIA Y ARQUEOLOGIA

Comentario por Ángel . Mayoral Castillo el diciembre 15, 2010 a las 8:50pm

Vuelvo a encontrarme en una tesitura difícil que espero poder resolver aconsejado por quien conoce bien estos asuntos; y no se me ocurre mejor lugar que este. En los comentarios anteriores hacía referencia a unos hallazgos en Bonilla de la Sierra que no tienen nada que ver con los publicados por F. Fabián.

Los publiqué en mi espacio Facebook

http://www.facebook.com/album.php?aid=20342&id=100001687000994&...

Mandé referencia de ellos a la Diputación de Ávila, al Ayuntamiento de Bonilla de la Sierra y al Museo de Ávila, entre otros organismos y entidades culturales que pudieran tener alguna competencia en su conocimiento, estudio y protección.

No he recibido respuesta alguna.

Hemos revisado otra parte del lugar, más alejado ya incluso de los hallazgos oficiales y comprobado que la zona es una auténtica reliquia arqueológica. Se trata de vestigios de habitación rupestre con elementos megalíticos tallados en piedra por intervención humana, sin ningún género de dudas, en abundancia y en excelente estado de conservación.

Si alguien piensa que estoy hablando de unas piletillas en una piedra o unos escalones equívocos le ruego que eche un vistazo a estos enlaces para que compruebe que no estoy de broma:

http://www.facebook.com/album.php?aid=13810&id=100001687000994&...

http://www.facebook.com/album.php?aid=14792&id=100001687000994&...

http://www.facebook.com/album.php?aid=13272&id=100001687000994&...

http://www.celtiberia.net/verlugar.asp?id=638 (Julio de 2006)

http://www.celtiberia.net/verlugar.asp?id=772 (Septbre 2007)

http://www.celtiberia.net/verlugar.asp?id=742 (Julio 2007)

Pongo las fecha en estos últimos para que pueda comprobarse también que el interés que nos mueve no es una moda actual a cuenta de publicaciones recientes. Son muchos años de patearse montes con más o menos éxito; y es un esfuerzo que hemos realizado con la confianza, no de recibir recompensa, pero sí al menos obtener un cierto reconocimiento, cuando diese sus frutos. Aparte del interés puro y duro por dar a conocer este tipo de estructuras sobre las que se había manifestado hasta ahora muy poco interés.

Hemos visto desaparecer algunas piezas importantes que habíamos comunicado y les aseguro que es una impresión difícilmente descriptible. Aunque muchos de ustedes sabrán de lo que hablo. No quisiéramos que una repoblación de pinar o un enfoque turístico equivocado diesen al traste también con este importante yacimiento.

Mi pregunta es: ¿Cuál es la forma correcta de proceder? ¿Hay algún organismo al que se pueda recurrir para poner en su conocimiento el asunto sin que te excluya y venga otro a colgarse la medalla? ¿Hay que resignarse y rezar a todos los dioses?

Pensaba publicar nuevos hallazgos, pero voy a esperar sus sabios consejos antes de dar ningún paso más. Agradeceré con entusiasmo sus opiniones.

Comentario por Ángel . Mayoral Castillo el diciembre 13, 2010 a las 6:18pm
La verdad es que fue una sorpresa comprobar que en Bonilla tienen estas estructuras tan impresionantes. El hecho de que se encuentren además tan próximas unas de otras nos indica que estamos ante un enclave rupestre de extraordinaria importancia. Por cierto, no aparece vestigio alguno en la zona de cerámica o útiles de época vetona ni de ninguna otra cultura, a simple vista; lo que es un dato, porque no estamos ya hablando de un altar situado en zona de paso como puede ser el caso de otros elementos que aparecen aislados, sino de un conjunto necesariamente relacionado con estructuras de diferentes tipos pero con señas evidentes de manipulación humana.
La verdad es que a veces el reto se agranda sin uno pretenderlo
Comentario por Aníbal Clemente Cristóbal el diciembre 13, 2010 a las 1:49pm

Interesantes fotografías amigo Ángel.

Además has señalado puntos importantes donde se puede observar los peldaños.

O sea, que existen más altares rupestres de éste tipo por la zona?. La verdad es que su riqueza patrimonial es indiscutible, así que toca investigar más sobre el tema.

Un abrazo amigo Ángel!

Comentario por Ángel . Mayoral Castillo el diciembre 13, 2010 a las 1:20pm

Bonilla Rupestre

Tenemos el placer de informarles que en una visita efectuada ayer, 12 de Diciembre de 2010, a la zona Bonilla de la Sierra, hemos detectado la existencia de unas estructuras rupestres que confirman la importante riqueza patrimonial que en este sentido tiene el lugar. Aparte de las ya catalogadas por F. Fabián.

El asunto ha sido puesto en conocimiento del Sr. Alcalde D. Honorio Rico y de la Excma. Diputación de Ávila.

Esta imagen corresponde a la que falta en el artículo del Diario de Ávila, catalogada por J.F Fabián. Las que nosotros hemos detectado pueden verlas en el siguiente enlace:

http://www.facebook.com/album.php?aid=20342&id=100001687000994&...

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Comentario por Aníbal Clemente Cristóbal el diciembre 11, 2010 a las 2:08pm

Hola Ángel!

Por supuesto que debe de existir una tradición anterior y que también éste tipo de altares pueden tener otros usos, el caso es que no soy experto en el ámbito de los altares funerarios, pero es posible que exista una tradición en la cosntrucción de éste tipo de estructuras que procedieran de pueblos neolíticos entre las zonas portuguesas y españolas y que con el paso del tiempo se hayan ido adaptando a otros usos funcionales o simbólicos.

He invitado al arqueólogo Francisco fabián para que forme parte de nuestra comunidad y nos ilustre un poco más con los conocimientos que dispone sobre éste caso.

Ójala tuviera tiempo para acercarme a ver estas estructuras, ya que verlos "in situ" nos da una mejor visión del espacio y de su escala real.

Estoy pendiente de más teorías Ángel, interesante tema que me está encantando y mucho.

Espero más opiniones de los miembros de la REHA y así debatir un poco más.

Un abrazo amigo Ángel y gracias por el enlace!!!

Comentario por Ángel . Mayoral Castillo el diciembre 11, 2010 a las 1:35pm
De Fabián recomiendo especialmente: El IV y III milenio AC en el Valle Amblés
Pero hay más publicaciones en este enlace:
http://www.jfranciscofabian.com/neolitico.html

No son pocas las utilidades que el hombre ha extraído de un simple agujero en la roca. Yo pienso que algunas de estas estructuras sirvieron sin duda para los fines que expones, Aníbal. Y sostengo también que otro tipo de transformaciones y estructuras tuvieron también muy distintos usos. Tengo observado -y un buen ejemplo es Ulaca- que la roca está transformada desde la cumbre del poblado, y sospecho que estas transformaciones se han realizado con el fin de dirigir la escorrentía hacia cauces regulares y hacer así transitable el poblado; lo que parece de total sentido común. Aparte de considerar la posibilidad de que existiesen aljibes que almacenasen el agua necesaria para no tener que bajar a abastecerse o para la prevención de un asedio. Luego, en las puertas de las viviendas e incluso en su interior, se observan trabajos en la roca que permitirían usos más cotidianos: mortero, recipiente para ciertas mezclas, lagaretas, despensas, etcétera. En otras formaciones se pueden observar piletas de tamaño considerable que pudieran haber servido como lagaretas o para utilidades similares.
Pero volvamos a los altares o santuarios propiamente dichos; o a los que nosotros consideramos como tales. Los que tienen tallados una especie de escalones, creo que podríamos considerarlos como lugares de ritual. Se echa aquí -en Ulaca- de menos una excavación en la parte posterior, en la que parece hubo un recinto, que arrojase más luz y sirviese para establecer pautas para el estudio de otras estructuras. A falta de esto, tenemos que considerarlo como “fósil guía” por la evidencia casi clara de su función ritual. Pero no me parece menos evidente la estructura más antigua de Ocos, que mencionaba. Y está en un entorno que está considerado como necrópolis medieval. Creo que revisar esta calificación sería un paso necesario.
Por otra parte, hemos observado estructuras con evidentes signos de transformación en entornos en los que la huella vetona no está presente en absoluto, lo que nos lleva a pensar que, efectivamente, hay una larga tradición de este tipo de formaciones en la provincia, muy anterior a los vetones. Quiere esto decir que, sin perder de vista las estructuras que se nos hacen evidentes en los castros, habrá que poner la atención en prospecciones más amplias que ofrecerán, sin duda, excelentes resultados; que es exactamente lo que se está haciendo y habrá que felicitarse por ello.
Comentario por Aníbal Clemente Cristóbal el diciembre 11, 2010 a las 12:23pm

En mi opinión, también me parece admirable la labor del arqueólogo Francisco Fabián en poner en conocimiento éste tipo de estructuras de la zona castellano-leonesa.

No deja de ser un patrimonio arqueológico importante, pues son evidencias de la intervención humana con fines prácticos de vigilancia, rituales o astronómicos.

Cada zona es una zona especial, privilegiada, donde los elementos de la naturaleza juegan un papel de vital importacia para la supervicencia de los poblados que erigieron éste tipo de construcciones o labraron en la roca, un conocimiento ancestral sobre el culto a los cielos y a las estrellas.

Los poblamientos neolíticos, se asentaban en su mayoría cerca de zonas de agua dulce para su abastecimiento diario, y si era en terreno ligeramente elevado mejor, además, se aseguraban que estuvieran cerca de verdes prados o frondosos bosques que les permitieran la caza de animales hervívoros entre otros.

Con el paso del tiempo, el conocimiento del ser humano es cada vez mayor y la evolución tecnológica y religiosa se ve patente en éste tipo de altares rupestres de los pueblos prerromanos (S.VI al II a. C) en la manufacturación de estructuras y en la técnica del labrado de materiales duros como la roca en éste caso.

Una obra interesante de éste arqueólogo sería la lectura de:

 Fabián García, J. Francisco (2005). Castro de Las Paredejas, Medinilla, Ávila. Ávila:IGDA, Cuadernos de Patrimonio Abulense nº 7. ISBN 84-96433-15-3. Para conocer la estructura social, económica y religiosa de la cultura de los Castros Vetones de la zona de Ávila para entender un poco más éste tipo de monumentos megalíticos y poder encontrar algo más sobre el sentido místico o funcional de éstos altares.

Otro libro recomendado: Eduardo Sánchez Moreno (2000): Vetones: historia y arqueología de un pueblo prerromano, Madrid, UAM Ediciones

 

Sobre Ulaca (Wikipedia)

El Altar de los Sacrificios

El altar de los sacrificios es una construcción a cielo abierto, realizada sobre grandes bloques graníticos que afloran en el sector noroeste.

El monumento, en buen estado de conservación, consta de una gran estancia rectangular tallada en granito, en uno de cuyos lados existe una gran peña en la que dos escaleras de 9 gradas, labradas también en la roca, conducen a una plataforma en la que se encuentran dos cavidades de forma más o menos circular y comunicadas entre sí. La más occidental de ellas vertía en una tercera que permitía a su vez que los líquidos derramados en las libaciones corrieran hacia la parte baja de la peña a través de un canal.

Su funcionalidad cultual, en la que habría que tener presente la práctica de sacrificios animales e incluso humanos, se ha establecido a partir del estudio comparativo con otras construcciones parejas, entre las que destaca el santuario portugués de Panoias, donde se documenta epigráficamente la existencia de tales sacrificios. Más información en: http://es.wikipedia.org/wiki/Castro_de_Ulaca

Comentario por Ángel . Mayoral Castillo el diciembre 11, 2010 a las 9:52am
Muy buen complemento el de Santiuste, Aníbal.
Comenzaremos diciendo que hay que felicitarse por el acierto de F. Fabián y la Junta de Castilla y León en poner el foco en este tipo de estructuras en la provincia de Ávila. ¿Ávila es más “santurrona” que otras provincias? De ello ha tenido fama desde época medieval, quizá merecida (su patrona es la Santa por excelencia); pero no estamos hablando de eso. En lo que se refiere a santuarios o altares rupestres, espacios rituales, estructuras en roca, etcétera, nos inclinamos a pensar que sí es un territorio privilegiado; quizá era cuestión solamente de poner algo de interés en el asunto. Es lo que se ha hecho y nos parece formidable.
Hace bien Fabián en intentar limitar los estudios a estructuras en las que la intervención humana sea evidente, y aún así, recibirá -ya las ha recibido- críticas y objeciones muy duras; a veces muy poco fundamentadas. Nosotros no tenemos esa limitación, por eso podemos permitirnos aventurar un poco en nuestro “catálogo”.
En el artículo se habla de “tipos”. Pongo como ejemplo el siguiente enlace:
http://www.fromoldbooks.org/Grose-Antiquities/pages/00p135-Druidica...
Aquí puede comprobarse que hacer una clasificación por tipos va a resultar complejo, pero puede que merezca la pena.
Consideramos que, efectivamente, nuestro pasado -el de la provincia de Ávila- va a resultar más allá de los vetones de una riqueza considerable en este aspecto. Ya hemos dicho en otros lugares que la ignorancia de estas estructuras nos ha privado posiblemente hasta ahora de descubrir una parte importante de nuestro pasado.
Comentario por Aníbal Clemente Cristóbal el diciembre 10, 2010 a las 9:21pm

Artículo sugerido por nuestro amigo Ángel L. Mayoral Castillo desde Facebook.

Está abierto el debate para opiniones, dudas, sugerencias...

Destacamos

Historia y Arqueología TV


Descubre nuestro nuevo Canal de Televisión donde encontrarás toda la información sobre Prehistoria, Historia, Arte y Arqueología en www.dailymotion.com/historiayarqueologia.

Radio Historia y Arqueología

Descubre nuestra Emisora Oficial de Radio en http://historiayarqueologia.ivoox.com

Suscríbete a la REHA

Introduce tu Correo Electrónico y suscríbete a las Noticias de la Red Española de Historia y Arqueología:

Cortesía de FeedBurner

Apoya a la REHA

Apadrina a la Red Española de Historia y Arqueología
Apadrina a la REHA
Ayuda a la Red Española de Historia y Arqueología a través de Paypal.

Actividad de los Grupos de Formación, Oposiciones y Empleo

UNIVERSIDAD >  Ver todos

-------------------------------------------

OPOSICIONES >  Ver todos

-------------------------------------------

TABLÓN DE EMPLEO >  Ver todos

*** Accede a todo los Grupos

Nuestro Twitter Oficial

Fotos

  • Añadir fotos
  • Ver todos

© 2017   Creado por Aníbal Clemente Cristóbal.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio